26 nov. 2008

Vuelo

Ahora que me he despojado de
los adhesivos harapos de mi cuerpo,
voy descubriendo a través
de las ventanas del tiempo,
que uno se va enredando en su
propia vestimenta que se niega a abandonar.
Una vestimenta que aún siendo
tan lúgubre la atesoramos como si
fuera la última de la colección.
Pero cuando caminamos al otro
lado del puente ...

las pasarelas
se visten de esmeraldas...

entonces
el espejo de nuestra existencia
nos invita a volar en otra dirección.

No hay comentarios: