23 nov. 2008

Invitación

Dejé una invitación a la vista
de tus instintos sensuales
repites una y otra vez ,

que lo harás solo por amor
y entonces aprenderás de mi.
Bendito yo, tu elegido,
para jugar en tu frágil cuerpo de gaviota
derramar mi sudor en tus alas,

bañarme de tu aroma
y esconder mi rostro bajo

las caricias de tus cabellos,
mientras recreas tu placer sobre mi cuerpo
rendido a tu devoción.

No hay comentarios: