25 nov. 2008

Pulso violeta

Los dias trancurren en el gèlido norte...
transcurren como el segundo esperando a los minutos.
Mientras voy dejando impreso mi verso en tu canto
voy puliendo cada nota para que llegue a ti sin interferencias.
Las escribo con el pulso violeta de mi alma,
con las caricias que de ti me trae el viento al amanecer,
las escribo con tu risa que llegó a mi ser,
y ...cada letra la voy dejando en nuestro árbol
que un dia plantamos en la platea,
que fue creciendo en silencio....
sin mayor presentación que el abono
de dos perfectos desconocidos
que escucharon a Venus en el balcón

No hay comentarios: