23 nov. 2008

Linterna sobre azul violeta

Me acusas de permitir que vuelvas a soñar.
Preguntas: Qué bendito paso que me conduce hacia ti. ?
Respondo como podría un poeta seductor,

asustar a quien se nutre de los versos náufragos
que a la deriva de los siete mares de escaleras
cruzaron nuestros destinos.

Seguiré en la alfombra azul violeta que cubre mi teclado,
inventando letras y palabras salidas del alma,
para saciar tu sed de mi inspiración.
Cual linterna, dejó toda la luz ,

en el brillo eterno de nuestras miradas
Así logré descubrir los secretos,

albergados en tu corazón marchito,
en un desierto moribundo y
de este mar que desafían tu vivir...

No hay comentarios: