1 dic. 2008

Cena para dos


Las gotas de lluvias traen en su andar
cascabeles sonrientes que preparan
el encuentro nocturno,
y ...
atrapa los sueños en medio de un ir
y venir del alfabeto que va pariendo
ilusiones repartidas en el universo.


No hace falta mirar la agenda,
ni ser presa del reloj...
la cita obligada no tiene tiempo
definido ni ocupa espacio innecesario,
se instala con prestancia en...
la mesa para dos.

Todo queda de lado en el entorno
solo existe Zeus y Osiris ,
solo ellos que viajan en la era virtual
plasman los sueños en noches estrelladas.

No van detrás de una tragedia griega
ni de ceremonias hipócritas
ni protocolo que lo avale
van sembrando en el camino
desafiando los infortunios
alimentando el alma ...
Viajando al sol con todos sus matices.
Mientras... Se prepara la cena para dos...
Un teclado reclama presencia.


No hay comentarios: